A-431 EJEMPLO DE PLAN DE TRABAJO PARA LA EJECUCION DE UN PROYECTO

1ª EDICIóN: 1979 / 2ª EDICIóN: 1984 / 3ª EDICIóN: 1993 / 4ª EDICIóN: 1996 / 5ª EDICIóN: 2003 / 6ª EDICIóN: 2010 / 7ª EDICIóN: 2014 / 8ª EDICIóN: 2018

 


De acuerdo con el plazo comprometido y en su defecto, proponiéndose el menor lapso posible, el arquitecto debe preparar un plan de trabajo que le permita, en primer lugar, la programación y ordenamiento en el tiempo de las distintas etapas del proyecto y posteriormente el control de su ejecución. El cumplimiento de los plazos comprometidos asume la mayor importancia: los comitentes son en este aspecto cada vez más exigentes y el arquitecto debe dar respuesta eficiente a estos requerimientos.

 

Para formular el plan de trabajo de un proyecto, en la mayoría de los casos es suficiente un diagrama de barras: su trazado permite mostrar con claridad las tareas que deben encadenarse y las que pueden ser ejecutadas simultáneamente.

 

Para proyectos de mayor envergadura o complejidad o con muy ajustados lapsos para su cumplimiento, puede ser conveniente recurrir a diagramas o redes de flechas con definición del camino crítico. Aunque su preparación y seguimiento son más complicados, proporcionan información adicional y más precisa.

 

Los diagramas de flechas y los procedimientos por camino crítico son indispensables cuando el comienzo de la obra ha sido previsto con anticipación a la fecha de terminación de la documentación de proyecto. En estos casos, el plan de trabajo de esta última debe conformar una unidad con los cronogramas de licitaciones, adjudicaciones y contrataciones y a su vez, con el plan de trabajo de la obra, método que usualmente recibe la denominación de “fast track” (C-15-01-03)

 

El diagrama de barras adjunto ejemplifica un plan de trabajo para la ejecución de un proyecto completo para una obra que será licitada con la documentación de proyecto terminada. Es un ejemplo simplificado pues las barras representan paquetes de tareas que, en el caso de proyectos complejos conviene descomponer en tareas parciales representadas por tantas barras como se considere conveniente.

 

A pesar de que es posible superponer tareas de croquis preliminares con las de anteproyecto y las de éste con las de documentación de proyecto, cosa que suele suceder en la práctica, se ha preferido concatenarlas, respetando las etapas clásicas, al cabo de las cuales siempre es conveniente contar con una conformidad del comitente.   

 

En el ejemplo se presupone que el comitente tarda una semana para aprobar cada etapa y que el profesional y su equipo reinician su trabajo contando con dichas aprobaciones, procedimiento que se recomienda para no avanzar más de lo debido con el riesgo de que el comitente objete posteriormente la presentación anterior.

 

Por tales razones, en los contratos arquitecto/comitente editados por el Consejo, el ordenamiento de la cláusula “Plazos de ejecución” disponen plazos separados para cada etapa, a computar en cada caso a partir de la aprobación de la etapa anterior por parte del comitente. 

 

EJEMPLO DE PLAN DE TRABAJO PARA LA EJECUCION DE UN PROYECTO